Los juguetes se dañan solos

¿Les ha pasado que compran un celular, computadora o cualquier otro aparato, al inicio funciona de maravilla y con el tiempo empieza a dar problemas, sin importar cuanto lo cuiden? ¿Verdad que sí?

La verdad es que el dañarse “solos” es parte de su diseño y una práctica muy común en la fabricación de equipos electrónicos conocido como obsolescencia programada.

La idea nació hace muchos muchos años, cuando la electricidad era algo relativamente nuevo y empezó la comercialización de focos, los fabricantes se dieron cuenta que sus ventas no eran iguales todos los años y que iban de bajada, esto se daba porque los focos duraban mucho. Su solución fue simple, hacer los focos diseñados con procesos y materiales, para durar 1000 horas o menos, obligando a las personas a desecharlos y comprar nuevos.

Esta práctica se generalizó en casi cualquier proceso de fabricación, no solo en electrónicos, si no también en ropa, automóviles, etc. Por eso habrán escuchado muchas veces a gente decir “las cosas ya no se hacen como antes”.

La obsolescencia programada es una practica tan común que poco a poco ya no nos damos cuenta y creemos que es “normal” que las cosas pierdan desempeño con el tiempo, pero la verdad es que es un problema muy grande, que lleva no solo a que los clientes gastemos más, sino a generar muchos más desperdicios.

¿Qué caso de obsolescencia programada conoces o has vivido claramente?

¿En que podemos ayudarte?